La vida nos lleva por las circunstancias que vivimos de un lado para otro, poniéndonos personas que nos hacen ver nuestras debilidades para hacernos más fuertes y en otras ocasiones, seguramente las menos, a otras que nos hacen ver nuestras fortalezas.

Todo ocurre así para que no cedamos nunca nuestro poder. Pero esto no es demostrar fuerza a base de cerrazón en forma de orgullo, vanidad o ego extremo. Se trata de todo lo contrario, tener confianza y seguridad en nosotros mismos sabiendo que cuando demostramos orgullo, vanidad o actitudes egoicas, no es más que la expresión de que necesitamos trabajarnos justo lo contrario: la falta de confianza.

Muchas veces admiramos actitudes de otros por lo fuertes que parecen, y esto es un signo también de algo que internamente sabemos que debemos trabajar. Pero una vez más, hay que tener cuidado que esa persona esté representando a su vez ciertas carencias que oculta tras una máscara que todos usamos en más o menos ocasiones.

Aquí surge un peligro: crear un mito y enaltecer al otro. Ojo, porque así empezamos a ceder nuestro poder y muchas personas “seguras de sí mismas” lo aprovechan para controlarnos y hacer de nosotros lo que quieran. Podemos admirar ciertas cualidades de una persona, que ponga al servicio de otros o simplemente porque las tiene trabajadas y está con esa energía equilibrada. En este caso, este es un buen ejemplo, quizá más que por la propia cualidad, por el hecho de saber estar y actuar.

Nadie es menos que nadie, y todos somos espejo de todos en ciertas ocasiones donde mirarnos para reflejarnos y para que se reflejen otros. Y esa es una responsabilidad. Responsabilizarnos de nosotros mismos para contribuir así a tener un entorno más equilibrado y más sano, lo que se traduce en un ambiente general mucho más limpio, y nuestras relaciones y las del resto son mucho más amables y tolerantes.

Implica a su vez fortalecer el carácter, que es tener personalidad. Saber decir no cuando no queremos o no nos interesa algo que no va con nosotros sin necesidad de ser complacientes todo el rato. Claro que podemos ceder en cosas para hacerle el gusto a otra persona porque eso es ser tolerante, pero muy distinto es decir a todo si o “lo que tú quieras”, o simplemente no decir nada porque ya se sabe que alguien va a acabar cediendo y esa siempre es la misma persona.

Un manipulador siempre busca personas de carácter débil, que no dócil, para someterla y tenerla siempre a su voluntad, pero ante esas personas hay una palabra mágica: NO. Ahí comienzas a aprender que quien es verdaderamente débil es esa persona manipuladora, que esconde sus debilidades sometiendo a otras porque tiene miedo a enfrentarse a sí mismo. Si todos pudiéramos actuar de esa manera ante ese tipo de personas, ellos acabarían dándose cuenta que tienen que enfrentarse a su parte oscura, como hacemos todos, y de esta forma cuando esté en equilibrio, la balanza general de la sociedad también tenderá al equilibrio.

Por todo eso tenemos la responsabilidad de recuperar nuestro poder, o sea, nuestro equilibrio. Si todos somos una sola cosa, porque la sociedad tiene su personalidad como la tenemos cada una de las personas que la formamos, equilibrándonos nosotros, equilibraremos esta sociedad y viviremos, cada uno nuestra vida, muchísimo mejor. Pero es fundamental pensar de forma individual para lograr el objetivo colectivo.

Anuncios

2 comentarios en “El poder eres tú

  1. Qué bueno Paco. Enhorabuena! Tienes un mérito increíble y es lo que hablábamos por la mañana, tú escribes tus experiencias y quien quiere las lee y que opinen… Y por eso tu mérito de compartir tus experiencias para los demás. A mi me gusta leerte, me fortalece y me hace reflexionar.
    Con tu permiso lo compartí en Facebook y es de las pocas cosas que he compartido porque nunca he entrado en ese juego de Facebook además no participo casi pero me apetece compartir tu artículo por si a alguien le interesa leerlo y pueda saber de tu página.

    Un abrazote.

    Me gusta

    1. Hola Carlos. Una alegría muy grande que visites el blog y que te sea en algo de utilidad. Justo esa es la idea. Te recuerdo que hay más artículos, aunque sean más antiguos siempre serán de actualidad para el Ser y no es imprescindible esperar a los nuevos.
      Muchas gracias por tus palabras, que viniendo de ti se que son sinceras y eso me reconforta y me llena de alegría. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s