Caer o no caer

En toda travesía, viaje o ruta que emprendemos, corremos el riesgo de tropezar, resbalar y caernos. Eso ocurre siempre por alguna causa y si prestamos atención a lo ocurrido sacamos un aprendizaje que nos ayudará para el resto del viaje. Cuando no lo hacemos, suele ocurrir que volvemos a caernos y nos decimos que si estamos gafados o cualquier cosa así. Lo que pasa es sencillamente que no aprendimos la lección para que no nos vuelva a ocurrir lo mismo.

Eso es exactamente lo que ocurre en nuestro camino de evolución. Como vimos en el artículo de El árbol de tu vida, cuando tomamos un camino que no tiene una salida muy airosa tenemos la posibilidad de volver atrás o bien no nos queda más remedio que dar un salto al vacío en busca de otro camino que nos lleve a nuestro destino, que es nuestra búsqueda interior. Y aparecen situaciones o personas que provocan que tomemos decisiones más desde nuestro ego, bien porque nos dominan las emociones o porque nuestra mente nos hace ser quijotes que busquemos conflictos contra molinos de viento que siempre seguirán en el mismo sitio. Leer Más

El espejo

Algo que solemos hacer, sobre todo cuando nos levantamos por la mañana, es mirarnos al espejo. Muchas veces sin un porqué, puesto que se ha convertido en un hábito. En los gimnasios también ocurre esto. Los espejos están para que podamos asegurarnos de que estamos haciendo el ejercicio correctamente, pero luego algunos se pasan el día mirándose su evolución muscular.

Sin embargo nos quedamos sólo en eso. En nuestra imagen externa. Seguramente que más de una vez has empleado la expresión de poner el espejo delante a alguien refiriéndote a poner la intención de que se observe a sí mismo. Este es uno de los contextos que aquí nos ocupa: vernos reflejados y reflejadas en otras personas. Leer Más

AMOR

En este artículo hablamos de la diferencia entre amor y enamoramiento. Ahora hablaremos del AMOR. Muchos términos y expresiones suenan cursis porque ya se han usado tanto y por otra parte, llegamos a alejarnos tanto de su verdadero significado, que los escondemos para no sentirnos ridículos. En este caso la expresión es: amar es dar sin esperar nada a cambio.

Si por un momento nos alejamos o nos refugiamos en un rincón, y meditamos lo que encierra realmente, seguro que llegamos a identificarnos con su profundo significado. Pero, la vergüenza, que en este caso es otra manifestación de miedo, hace que miremos para otro lado, porque tememos más lo bueno por venir que lo malo que tengamos en nuestra vida. Leer Más

Etiquetas de alta vibración

La práctica en esta ocasión es corta, pero para toda la vida. Es muy sencilla y como nos ocurre siempre, a lo sencillo le damos poca importancia. Preferimos lo más rebuscado o elaborado porque creemos que cuanto más inaccesible mejor porque si cuesta más conseguirlo es que tiene que ser muy bueno.

Sin embargo, es justo al revés. Lo sencillo es lo más difícil justo porque cuesta darle el valor que realmente tiene. Debemos ponerlos en práctica cada día hasta que se vaya convirtiendo en un hábito y lo tengamos totalmente integrado en nuestras vidas, sustituyendo viejas costumbres. Leer Más

Valentía

Este es otro concepto que solemos tener muy confundido. Confundimos la valentía con la osadía. Así vemos a gente que es agresiva por naturaleza, que no tolera un reproche, un reparo a una mala acción por su parte, o cualquier acto que le pueda resultar ofensivo porque es alguien que está por encima de los demás por ser el más fuerte.

Como vimos en el artículo de la polaridad realmente oculta un gran miedo a algo. La agresividad es una manifestación del miedo. Sin embargo se refugian en actividades de riesgo para poder así soltar esa energía que se vuelve contra sí mismos y relajarse para poder así lograr un cierto autocontrol. Leer Más