Algo muy importante en nuestra vida es cultivar la creatividad. La creatividad está asociada al hemisferio derecho del cerebro y procede de la mente superior, donde también reside la intuición, en definitiva, la mente abstracta. La mente concreta está en el hemisferio izquierdo del cerebro y es la que se encarga de la lógica, de la razón, de las tareas psicomotrices. Esta es la que más utilizamos en nuestra vida cada día. Hay personas que tienen una gran conexión con su mente abstracta y en cambio tienen problemas para concentrarse, para las cosas cotidianas, o como se dice vulgarmente, para estar en contacto con la tierra.

El ser creativo es una cualidad propia de los artistas, músicos, escritores, científicos y cualquier disciplina que se necesite de “inspiración”. Pero la creatividad no sólo es necesaria para esas actividades, lo es también para nuestra vida cotidiana. Cuando quieres realizar cambios en tu vida, cuando tienes ilusiones, planes de futuro, de realizarte en tu profesión, de llenar tu vida de nuevas cosas, necesitas ser una persona creativa. Así puedes crear tu propia realidad.

Una manera de fomentarla es utilizando más el hemisferio derecho del cerebro a fin de que ambos, el izquierdo y el derecho se sincronicen, o lo que es lo mismo, funcionen a la par, cada uno cumpliendo su función. Algo que ayuda es la meditación. Otra cosa es hacer trabajo creativo. Si por ejemplo tienes un trabajo mecánico o rutinario, es importante que intentes buscar tiempo para alguna tarea creativa. Cualquiera que te permita desarrollar y estimular el hemisferio derecho.

Escribir, visualizar, manualidades, pintar, dibujar, tocar un instrumento musical, cocinar, en fin, cualquiera que te permita inventar algo. Un ejercicio que puede ayudar también es, en caso de ser diestro, utilizar la mano izquierda para hacer cosas. De esta manera ejercitas el hemisferio derecho, puesto que la parte derecha de nuestro cuerpo está regida por el hemisferio izquierdo y la izquierda por el hemisferio derecho.

También puedes escuchar una música y permitir dejarte llevar por ella. ¿Qué te evoca? ¿Qué imágenes vienen a tu mente? Prueba con la Sinfonía Pastoral de Beethoven, o las Cuatro Estaciones de Vivaldi, un Nocturno de Chopin. La música clásica es ideal para esto.

Utilizar la mente abstracta, ayuda a que poco a poco vayamos conectándonos con planos superiores de nuestra consciencia y poder así tener una mayor conexión con nuestro Ser. Fomentamos la inspiración para que así vengan nuevas ideas a nuestra vida, algo así como permitir que la bombilla se nos encienda cuando necesitamos algo, el típico “Eureka” del científico que por fin vio la luz y se le presentó la fórmula mágica para un descubrimiento importante o un invento revolucionario. Es de ahí de donde vienen esas ideas.

Por supuesto que es imprescindible esa paz interior de la que hablamos en otros artículos para que todo sea más fácil, pero en ocasiones también un estado de ebullición puede producir que se nos revele algo importante en nuestra vida. Es como si alguien nos diera un empujón para poder asomarnos a ver algo que estaba oculto hasta ese momento.

Por esta razón los niños son creativos. Siempre se les están ocurriendo historias y nuevos juegos hasta que los mayores les vamos cerrando las puertas a la imaginación a base de cruda realidad. No es plan de estar todo el día en las nubes, pero tampoco siempre pegados a la tierra.

Debemos tener presente que si en el mundo no hubiera existido personas creativas todo hubiera seguido siendo igual, nada hubiera evolucionado. Una vez más vemos cómo desde una visión global, desde lo macro, podemos aplicar lo mismo a una visión particular, lo micro. La creatividad nos permite evolucionar.

Es importante abrir la puerta a la creatividad y a la imaginación para así transformar poco a poco nuestra realidad. Perseguir esos sueños que nos hagan ser mejores, estar más integrados con nuestro objetivo en la vida y crear un entorno mejor. Es encontrarnos con una parte de nosotros que nos hace fluir más con la vida, dejarnos llevar por nuestras sensaciones y nuestras corazonadas.

Por esta razón muchos sabios y pensadores nos han dicho que debemos tener la mente y la inocencia de un niño. Quitar la mente concreta a un lado, ponerla en su sitio para que cumpla su función y permitir a la mente abstracta que cumpla la suya. No se trata de no utilizar la lógica, se trata de vivir en equilibrio. Cada cosa en su sitio y todo costará con el tiempo mucho menos esfuerzo, pero se necesita la decisión de hacerlo y llevarlo a la práctica. Ser creativo o creativa es poner cosas en práctica en tu vida.

Para ir dejando rienda suelta a la imaginación a ver qué te evoca, aquí te dejo el Concierto de Aranjuez del Maestro Rodrigo conocido en todo el mundo en una versión extraordinaria. El guitarrista Pepe Romero y el director Rafael Frühbeck de Burgos. Disfrútalo, vale la pena. Como ya hemos dicho en otros artículos, la música clásica es algo muy elevado que puedes escuchar, cargada de una vibración muy especial, como esta obra.

Vive tu propia vida

2 comentarios en “La creatividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s