Podemos decir que todo lo que ocurre a nuestro alrededor, todo lo que sucede en nuestras vidas y no vemos, es lo espiritual, o más bien, la consecuencia de lo espiritual. Desde ese punto de vista al no poner ahí nuestra atención, en cómo ocurren las cosas y lo que ocurre, aunque no lo entendamos sí podemos entender cómo nuestra consciencia, o lo que es lo mismo, el darnos cuenta de ello, puede hacer que tengamos un mayor o menor control de lo que ocurre.

En la actualidad pasamos por momentos difíciles y se ponen de manifiesto los errores cometidos tanto individual como colectivamente, como sociedad. Para superarlo es imprescindible tomar consciencia de las causas que provocan esta situación y tomar las decisiones correctas. Hablamos de dos cuestiones: unas causas que provocan unos efectos y unas medidas correctoras.

Por eso, en lugar de enfocarnos en el problema en sí, en recrearnos en sus efectos, pongamos la vista en el horizonte, en la corrección, desde la solidaridad con los demás y con los que más activamente deben actuar para el bien de la comunidad pero centrándonos en cada uno de nosotros y nosotras.

Aprovechemos la oportunidad para hacer un acto de reflexión. Veamos qué es lo que muestra el escenario en el que actuamos, para abstraernos y ponernos en la postura del observador procurando ver la vida como un teatro. Rectifiquemos, pues, practicando el verdadero perdón, tanto hacia nosotros como hacia los demás, para poder así transmutar lo que nos ha llevado a esta situación.

Quizá no hayamos sabido corregir lo que la vida en anteriores oportunidades nos presentó a nuestra vista o quizá sí lo vimos y volvimos a caer en los mismos errores. Cuando una crisis aparece en nuestra vida ya nada es como anteriormente, y esto vale tanto para el terreno personal como para la sociedad. Por esta razón es tan importante ser honestos, para poder asumir el control de nuestra vida, recuperar o mantener nuestro poder. Que nadie nos diga cómo tenemos que pensar o vivir, asumiendo la responsabilidad de nuestros actos, nuestra palabra y nuestros pensamientos.

Con la introspección es posible que nos demos cuenta de cosas que ahora vemos como prescindibles y de otras que realmente son necesarias. Veamos qué debemos dejar atrás y qué tomar nuevo. La vida con su propio nombre ya nos lo dice: todo está vivo, y lo vivo necesita regeneración y evolución. Analiza qué es lo que necesitas cambiar y hazlo, pero no desde la necesidad para salir del paso o del miedo para parchear la realidad. Profundiza más. Mira al horizonte. Esa visión es la correcta.

Posiblemente necesitarás aprender nuevas cosas, y si tienes que hacerlo propóntelo de verdad. Recuerda lo dicho en este artículo sobre tener una aspiración correcta y cómo de importante es pensar en lo útil que puede ser para los demás aquello a que nos dediquemos, eso ayudará a que lo que te propongas perdure en el tiempo. Pero también recuerda lo importante que es la capacidad de adaptación, la resiliencia, para lo que es imprescindible aceptar lo que aparece en nuestra vida, esto es, reconocerlo, querer verlo.

El discernimiento el algo que vas a tener que utilizar para todo lo que irá apareciendo. Filtrar todo e ir teniendo claro lo que NO quieres, ara poder formarte una opinión correcta de todo lo que ocurra y escuches, y seguir la aspiración correcta que te lleve a la senda que tu SER te indique, útil para ti, y también para los demás cuando lo pongas en práctica. Detenerse y reflexionar en estos momentos es algo que la vida nos ha tenido que imponer, así que aprovecha la oportunidad.

En definitiva, si lo piensas bien, esta es una situación que te da la oportunidad de reencontrarte para darte cuenta de lo que necesitas perdonar, perdonarte y transmutar, o lo que es lo mismo, hacer de manera diferente, sin olvidar que si estás pendiente de lo que otros dicen, opinan o proponen todo el rato no estás en ti. Estás así permitiendo que otros hagan en ti el cambio o que te impidan cambiar.

En el próximo artículo veremos una práctica para ver la belleza, importante para poner la atención en todo lo que nos haga sentir bien, que ahora es imprescindible.

En este artículo se habló del AMOR; en este otro de tu Poder; en este otro de la práctica de la atención, en este otro del no juicio; en este otro del Poli bueno, poli malo, que es lo que hacemos muchas veces, unas veces nos toca el papel de ser buenos y otras no tanto; en este de qué hacer; en este de dar y recibir; en estos dos de un caso práctico de cómo observar (1ª parte, 2ª parte); en este que tu palabra tiene poder y en este una práctica de la palabra. Quizá sea un buen momento para revisar todo esto.

En este artículo vimos que lo que la música puede hacer por ti. Escucha buena música y música que te ayude a seguir adelante, que te haga sentir mejor y más alegre. Si escuchas música pesimista, no te harás un gran favor. Recuerda también la importancia de la lectura y lo que ocurre cuando cae el velo de la mente.

Céntrate en ti. Huye de tensiones y negatividad porque te aleja de SER y recuerda lo importante que es la práctica de escuchar, el arte de escuchar y el placer de la conversación. Valóralo. Date la oportunidad, no renuncies a ti, no te rindas, permítete SER porque así la verdadera magia surge.

Tal vez ahora puedas comprender mejor lo que Wayne Dyer explica en el documental El Cambio. Es muy aleccionador y quizá despierte algo en ti. Mantén la calma y vive tu propia vida, para que desde ti pueda surgir el cambio que esta sociedad necesita.

En la biología de la creencia Bruce Lipton explica cómo funciona nuestro cuerpo y por qué es tan importante poner en práctica todo lo dicho. Ser creativo o creativa es lo que permite la alquimia en nuestras vidas.

Lo que vivimos actualmente es parte de los altibajos en el camino de evolución, porque la vida es un boomerang, pero recuerda que por mucho lío que haya, la vida está al otro lado, y que debemos dejar ir lo que ya no nos es útil, dando más importancia a las pequeñas cosas, practicando la no lucha, sin apegos, con humildad para que se produzca la muerte y transfiguración necesarias.

Ten esperanza, porque una estrella nos ilumina.

Vive tu propia vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s